jueves, 7 de febrero de 2013

Renovar una cocina con poca obra y poco presupuesto

Tatiana Doria para Tacta S.L.

Hoy os quiero mostrar una pequeña reforma en casa de una pareja joven que tenía un problema con el alicatado de su cocina pero que no se quería meter en grandes obras ni grandes presupuestos. En la pared de la cocina que daba a la fachada se estaban desprendiendo los azulejos. Esa fachada, orientada al sur, está expuesta a grandes cambios de temperatura. Probablemente los azulejos se desprenden porque el material que se utilizó para pegarlos no era un material flexible, que es lo más recomendable, y están expuestos a cambios de temperatura grandes, con sus consecuentes dilataciones.

La cocina estaba en buen estado y los clientes preferían conservarla así que propusimos desmontar los muebles de la parte alta, y eliminar los azulejos desde la encimera hasta el techo y sustituirlos por un revestimiento más actual con un color grisáceo que le daba algo de color a la cocina entre la encimera y los muebles altos. Para el resto de la cocina optamos por un acabado de yeso y pintura, que permite modificar el color cuantas veces queramos. Propusimos una franja de pizarra a modo de raya ancha en una de las paredes sin muebles.

Aquí os dejo con algunas fotos. La verdad es que no se aprecia muy bien porque las fotos son muy malas, pero el cambio in situ es más evidente. Esto es sólo una muestra de que sin grandes obras ni grandes presupuestos podemos mejorar la imagen de cualquier estancia de la casa.

I´d like to show you a kitchen renovation at a young couple´s home. The tiles of the walls were falling off specially in the wall adjacent to the facade due to the drastic temperature changes. Most probably, these tiles are falling off because they were not tiled with a flexible material in the first place, which is always recommendable.

The kitchen furniture was in good shape and my clients decided they´d rather keep it for now, so we suggested to dismantle the top pieces to take all the old tiles off and change them for  newer and more trendy ones in a greyish colour that gave the kithchen a better look. For the rest of the walls we opted for tearing off the tile and plaster and paint. In one of the walls we used chalkboard paint in a thick stripe. 

I´ll leave you with some pictures that are not very good and are not true to the real thing, but it is just an example of how to get a great new look with little "dirty work" and little money. 










 




7 comentarios:

Milena - en danza dijo...

Pues ha quedado fenomenal, sobre todo me gusta la pared del reloj, así pintada puede dar mucho más juego.

Srta. Moneypenny dijo...

Me encanta¡ Coincido con Milena, lo que más la pared del reloj. Y el azulejo rectagular, yo los tengo asi ;) jeje

natalia martinez dijo...

Pues a mi e encanta todo, El color de la pared nuevo a revivido esa cocina tan clásicamente triste. La pizarra pintada en la pared es una idea brillante. Un vez mas Tat, eres la mejor. Besos desde Q8

BLOGOSFERIA dijo...

Qué cambio!Está estupenda!
besos,Tatiana!

DECO dijo...

Muy buena opción y económica, ha quedado estupendo, me gusta el contraste del azulejo gris con las puertas en blanco y complementos en madera natural. ¡Buen trabajo!

Kansei - Estudio de Cocinas dijo...

El cambio es Espectacular... lo que hacen unos azulejos.
http://kansei-estudiodecocinas.blogspot.com

marta dijo...

la pared con pizarra y reloj es una idea buenisima que yo he copiado, gracias a tu idea mi cocina ha mejorado muchisimo